Tree Poem Week–#6: El Tamarindo

Un Arbol Que Puede Cambiarte La Vida

el tamarindo es un arbol que
puede cambiarte la vida
si nace en la esquina de
la plaza de un pueblo
olvidado por el reloj,
si le construyen un banco de cemento
abajo, y si
llegas alli para sentarte

el tamarindo es un arobol que
puede cambiarte la vida
si lo dejes.
si buscas la sombra de sus
ramas desordenadas cuando la luna
revela los secretos
de la plaza en
blanco y negro.
puedes enamorarte allí mismo
sin darte cuenta,
con preguntas susurradas
detrás de su tronco

el tamarindo es un arbol que
puede cambiarte la vida.
el amor te puede
dislucionar.
puede levantarse de repente
como un pajaro espantado y
ir a hacer su nido
bajo el techo de otra

pero el tamarindo
no,
ni la luna
tampoco

Tree Poem Week–#2: Los Robles

Los Robles

Gerardo me dijo que los robles
son malos
que yo estaba loca
de no sembrar eso
cerca de la casa

quien sabe porque se secó

ya son veinte años y a mi
lo único que un roble me ha tirado del cielo
es una lluvia de flores
humedas como claveles
con el coraje de nacer bajo un
sol abrasador
en el mes del viento feroz que las
arranca de las ramas donde brotan
apenas se muestran
las caras

“Recordando a Bárbara”: La Historia en Español

Con la ayuda de unas amigas queridas, traducí la historia de Bárbara Struncova en español.

Para mí, es importante contar la historia de la desaparición de Bárbara en la madre lengua del país donde ocurrió.  Los Ticos son personas generosas, inteligentes, y orgullosas de su cultura.  Yo sé que  no les agrada para nada que tragedias como esta ocurran en su país.  Tienen derecho de saber lo que pasó en el patio detrás de su casa.

Para quedar claro: escribí la historia original usando el nombre “Jim” para el personaje que representa el novio de Bárbara.  Esto hice porque hace 2 años cuando comencé a escribirla, nadie hablaba de lo que ocurrió y “Jim” estaba gozando de libertad aquí en Los Estados Unidos.  No quería encontrarlo enojado en la puerta de mi casa.  Ahora él se encuentra en la cárcel y todo el mundo sabe la triste historia.  Ya no hay secretos.   Decidí traducir la historia usando siempre el nombre “Jim,” porque todos los otros nombres han sido cambiados también—todos menos el de Bárbara.  Y el mío.

Aquí le presento la historia.  Léala en línea o sírvase a bajarla a su computadora.  Compártala libremente.
Recordando a Barbara

Barbara 3

Células

Si es verdad
que en el cuerpo
humano,
cada célula se repone
en el trascurso de
siete años,
eres, entonces
un hombre nuevo–
y yo soy una mujer
diferente de
la que conociste
al atardecer
con el viento que soplaba
al mar.
Nuestros cuerpos,
hasta las células
cerebrales
donde viven las memorias
más secretas,
nunca se han conocido
el uno sin
el otro.